Yo, la crianza Positiva ¿y tú?

Hoy les quiero platicar sobre un concepto que trato de aplicar a diario con mi hija. Se trata de la crianza positiva y respetuosa. Empecé a leer sobre el tema durante mi embarazo. Y así es como me acompañaron grandes autores durante mis últimos meses y me hicieron reflexionar sobre la manera en la cual fui educada: Carlos González, Isabelle Filiozat, Catherine Dumonteil – Kremer, etc.

Muchas de las personas a mí alrededor tuvieron una educación tradicional. Con tradicional me refiero a premios y recompensas cuando hacíamos algo bien como tener buenas calificaciones, castigos y amenazas si hacíamos algo malo como pelearnos con nuestra hermana y claro, de vez en cuando una nalgada.

Entre más leo y aprendo más me doy cuenta que soy como soy por como me educaron. No se trata de culpar a mis papás pues ellos hicieron lo mejor que pudieron y gracias al universo no repitieron la educación que tuvieron ellos, mucho más estricta. Tampoco tenían tanta información como la que tenemos hoy en día.

¿Qué es la crianza respetuosa?

Como lo dice su nombre, es una educación que se enfoca en las necesidades del niño y su bienestar, establecer limites muy claros que le permitirán crecer con seguridad y confianza. Cuando hablamos de las necesidades del niño se trata de las fisiológicas, afectivas, emocionales y de apego que acompañan sur crecimiento. Aquí no se trata de tener un papel de autoridad sobre el niño, de hacerse obedecer sino más bien tener la posición de un adulto que acompaña el niño y lo prepara para que pueda un día ser un adulto FELIZ. Como padres necesitamos invertir bastante tiempo pues las cualidades más importantes son paciencia, escucha, empatía, comprensión y apoyo las cuales necesitan que el adulto sea capaz de cuestionarse a sí mismo sobre su manera de hacer las cosas cuando sea necesario.

¿Qué dicen los estudios?

El National Institutes of Health, demostró que el estrés acelera el envejecimiento de las células en los niños y mata a las neuronas. Al contrario, una crianza positiva y respetuosa permite al cerebro de desarrollarse de manera óptima. Para ilustrar estas palabras no hay nada mejor que ver la experiencia con el agua del Dr. Emoto:

 El Dr. Emoto ha demostrado el poder de las palabras y de los pensamientos sobre el agua. Aisló varias gotas de agua en diferentes envases. A la primera toma de agua le habló bonito, le daba las gracias por estar aquí. A la segunda, le daba amor y la apreciaba y a la tercera le decía frases como: te voy a matar, me vuelves loco etc. Después de varios días, congelaba las pruebas y los resultados eran sorprendentes: Entre más Amor das y más agradecido estás con el agua, más bonito son sus cristales.

 

Sabiendo que un niño al nacer está hecho de 95% de agua, imagínense los daños que les podemos causar diciendo cosas tan insignificantes como: ¡Me vuelves loco!, ¡Qué torpe eres!, ¡Otra vez te equivocaste, nunca lo lograrás!, ¡Eres un berrinchudo! etc…

Un bebé o niño NO TIENE la capacidad de autoconsolarse. Eso quiere decir que no es capaz de razonar y pensar: “mamá no piensa realmente que la vuelvo loca, solo lo dijo porque está muy cansada y no supo manejar su emoción”. Como no puede auto consolarse, si el niño está triste, siente una tristeza inmensa, si está enojado, siente un enojo muy grande y siente que no hay manera de resolver la situación. Al contrario, un adulto que siente tristeza, será capaz de razonar, de relativizar, salir a caminar o hacer algo para consolarse. Si entienden este concepto, comprenderán lo importante que es no dejar llorar a tus hijos para supuestamente enseñarles a dormir, aquí un gran texto.

Además, si ustedes tambien van con médicos holísticos sabrán que muchas muchas enfermedades y problemillas que tenemos fisicamente son provocados por nuestras emociones. 

Practicar este tipo de crianza nos pide mucho esfuerzo pues debemos aprender a controlar nuestras propias emociones. Existen expertos que pueden ayudart. No dudes en contactarlos! 

 

 

Deja una Respuesta

  1. ¿Cómo reconocer a un Papá-al-100? | Tribu Materna

    […] Los invitamos a que lean juntos este artículo y les recomendamos mucho leer  YO, LA CRIANZA POSITIVA ¿Y TÚ? . […]

x
  • ¿Este perfil es tuyo?

    claim a listing
    • Reclamar mi perfil

      Si este perfil es tuyo, no te preocupes. ¡Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo pronto!
  • X