El trabajo de parto dura más tiempo de lo que se pensaba.

 

Desde hace muchísimos tiempos las recomendaciones dicen que el trabajo de parto debe avanzar de 1 cm de dilatación por cada hora. El nuevo estudio refuerza los hallazgos de investigaciones recientes sobre mujeres embarazadas en los Estados Unidos, Japón y otros países. Sin embargo, algunos médicos todavía clasifican incorrectamente el trabajo de parto más lento como anormal, según los investigadores, lo que lleva a intervenciones innecesarias, potencialmente arriesgadas, como la cesárea.

 

El tiempo para llegar a  dilatación completa es más largo de lo que se pensaba. 

“Se necesitan estudios repetitivos y hallazgos consistentes para cambiar las creencias antiguas”, dice Aaron Caughey, especialista materno-fetal de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon en Portland, que no participó en el estudio. “Los médicos necesitan entender que existe una gran variabilidad en la duración del trabajo de parto”.

Para el último estudio, Olufemi Oladapo, un médico del departamento de salud reproductiva e investigación de la Organización Mundial de la Salud, y sus colegas reunieron datos sobre más de 5.500 mujeres en trabajo de parto admitidas en 13 hospitales en Nigeria y Uganda. Todas las mujeres habían entrado en trabajo de parto de forma natural y espontánea, estaban embarazadas con bebés colocados de cabeza y tuvieron partos vaginales sanos.

Tanto para las madres primerizas como para aquellas que habían dado a luz anteriormente, con frecuencia el cuello uterino tardaba más de una hora en dilatarse de 1 centímetro. En general, la dilatación era más lenta hasta a 5 centímetros, después de lo cual progresaba más rápidamente. Los tiempos de trabajo de parto individuales variaron. Algunas madres primerizas se tardaron 2 horas para dilatar de 4 a 5 centímetros; para otras, tomó hasta siete horas.

 

Falta de apoyo durante el trabajo de parto 


“Hay varios aspectos de la progresión del parto, y la dilatación cervical es solo uno de ellos”, dice Oladapo. Mientras los signos vitales de la madre y el bebé estén bien y la cabeza del bebé esté descendiendo, una tasa de dilatación de menos de 1 centímetro por hora no es motivo suficiente para intervenir, dice. En cambio, los médicos deberían apoyar a la mujer trabajadora proporcionándole comida, bebida, alivio del dolor y la libertad de moverse para encontrar una posición en la que ella se sienta cómoda, dice.

Un informe de 2014 sobre la prevención de cesáreas innecesarias brinda consejos similares. El el informe pidió cambiar la forma en que se define el trabajo anormalmente progresivo debido a la nueva evidencia de trabajos más prolongados en mujeres de Estados Unidos. Las cesáreas tienen un mayor riesgo de muerte materna y complicaciones que el parto vaginal. Sin embargo, aproximadamente uno de cada cuatro embarazos por primera vez considerados de bajo riesgo, con un solo bebé posicionado de cabeza, aún da como resultado una cesárea en los Estados Unidos en 2015, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La tasa de parto por cesárea ha disminuido ligeramente entre estas mujeres, del 26 por ciento en 2014 al 25.8 por ciento en 2015. “Mi sensación es que ha habido algunos cambios” en la forma en que los médicos abordan la progresión del parto, dice Caughey. “Pero creo que todavía hay una gran heterogeneidad en la práctica en los EE. UU.”

En México, las no están disminuyendo, al contrario.

Fuentes

http://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1002492

Artículo traducido  del inglés por Tribu Materna: https://www.sciencenews.org/article/evidence-grows-normal-childbirth-takes-longer-we-thought

 

Deja una Respuesta