Parto en agua : menos desgarres y partos más rápidos. 

 

Actualmente el parto en agua se puede hacer en casa, en casa de parto y en algunos hospitales equipados de tina de partos. Son tinas más grandes de lo normal donde la mamá puede tomar varias posiciones y donde puede acompañarla el papá si así lo desea. A veces puede sujetarse a un rebozo colgado. Hace poco, salieron dos nuevos estudios sobre el parto en agua y sus beneficios:

 

El primero se hizo en Suecia donde el uso de la tina para el expulsivo ha sido controversial hasta hoy y no siempre se ofrece en todos los hospitales. Encontraron que las mujeres que dan a luz en agua tenían un menor riesgo de desgarres perineales de segundo grado, trabajos más cortos y significativamente menos intervenciones (incluyendo la ruptura artificial de membranas, monitoreo interno y uso de oxitocina sintética). No hubo diferencias en el score Apgar o las admisiones a la unidad de cuidados intensivos neonatales. Además, las mujeres informaron una experiencia de parto más positiva que las que no parieron en agua. Se observó que tres de los bebés en el grupo de parto en el agua tenían avulsión del cordón (rotura del cordón). Aunque ninguno de ellos ingresó a cuidados especiales o sufrió complicaciones como resultado, los autores del estudio recuerdan que se puede resolver fácilmente y recomiendan a las parteras y ginecólogos que tengan que enfrentarse a este problema de realizar el pinzamiento del cordón.

El según estudio fue realizado en Portugal y analizó los resultados maternos y neonatales de 90 mujeres embarazadas que dieron a luz en el agua en el Hospital São Bernardo. En este estudio, estar en el agua también redujo el tiempo de trabajo de parto y de periodo expulsivo de las mujeres. Además, casi un tercio de las mujeres no se sometieron al examen vaginal y el 57,8% no tuvieron desgarre o solo de primer grado. Los autores notaron que el score APGAR y Aqua APGAR de los bebés (un score APGAR especialmente modificado y diseñado para usarse en el parto en el agua) fueron excelentes.

Los autores del estudio concluyeron que Estos resultados de seguridad, basados ​​en evidencia científica sólida, deberían respaldar e informar cada vez más las decisiones clínicas y aumentar el número de partos en el agua en los centros de salud. Los resultados de este estudio se alinean con la creciente evidencia que sugiere que el nacimiento en el agua es una opción de parto segura y, por lo tanto, debe ofrecerse a las mujeres.

Deja una Respuesta