La crianza con apego es una moda

La crianza con apego es una moda

Desde algunos años vemos emerger una “nueva” forma de criar a sus hijos, llamada Crianza con apego. Esta crianza se caracteriza por madres y padres que :

  • dan pecho a demanda y hasta el destete natural (que puede suceder entre los dos y siete años),
  • practican el colecho (dormir junto a su bebé ya sea en la misma habitación o la misma cama),
  • el baby led weaning (alimentación complementaria solida),
  • portean a sus hijos y usan poco o nunca la carriola.
  • También son padres que por lo general dejan a sus hijos desarrollarse en sus propios tiempos, no tratan de apresurar que el niño se sienta, camine o haga ciertas cosas por medio de estimulación temprana (se llama motricidad libre)

Son padres que cuestionan mucho nuestra sociedad y como crecen nuestros hijos dentro de ella, se cuestionan a ellos mismos y a la educación que recibieron. La crianza con apego es una forma de criar a nuestros hijos en la cual sus necesidades son la prioridad y no las nuestras. Los padres están aquí para guiarlos en su propio camino dándole todas las herramientas posibles de forma positiva y respetuosa para crear a adultos felices y seguros de ellos mismos.

He escuchado que se dice que esta forma de criar es una moda, y que, como todas las modas, van y vienen. Yo no creo que se pueda considerar como una moda, pues así es como se han criados a los niños durante siglos en el mundo entero. De hecho, muchos padres de hoy crían de esta manera sin darse cuenta, solo escuchando su corazón, su instinto, su hijo. Así es como se crían a la mayoría de los niños que viven en países subdesarrollados donde las tribus y comunidades no tienen acceso a tanta información, televisión, pediatras y libros que te digan como debes de criar. Ellos no se hacen tantas preguntas y hacen lo que les dice su instinto: amamantar, portear, motricidad libre, colecho… Es más, yo diría que a este tipo de comunidades le ha hecho mucho daño la llegada de comerciales promocionando las formulas pues muchas madres han empezado a dar formula a sus hijos los cuales quedaron desnutridos por aguas contaminadas y no comer las cantidades suficientes.

Si la crianza con apego fuera una moda sería increíble porque muchos bebés podrían beneficiarde las maravillosas propiedades de la leche materna por muchos años, podrían crecer sin llorar en las noches para “supuestamente aprender a dormir”, podrían aprender a disfrutar de la comida sin que los atiborren para poder estar en el promedio de las curvas del pediatras. Podrían estar en contacto físico con sus padres cada vez que lo necesitan sin que piensen que cargarlo demasiado los perjudican.

Ahora bien, he sentido en varias ocasiones una cierta competencia entre las madres que educan así: la que lacta más tiempo, la que portea mejor, tiene el fular más caro del mercado, sabe más que otras sobre el tema etc. Siento que esta competencia no tiene su lugar en este tipo de crianzas pues lo que tratamos de enseñar a nuestros hijos es a hacer equipos, a ayudar y apoyarse unos con los otros y no a competir. El respeto es uno de los pilares de la crianza con apego.

Creo también que hay padres que dentro de un grupo de familias se sienten “obligados” de seguir este estilo de crianza aunque les resulte difícil y no cuadre con su estilo de vida. Por ejemplo para poder practicar el BLW (baby led weaning) es necesario tener tiempo, no ser una histérica de la limpieza y de la ropa limpia. Si sientes que la vas a pasar muy mal cada vez que tu bebé tire comida al piso, no tiene caso, tu bebé lo va a sentir y no lo va a disfrutar. Lo importante no es hacer todo by-the-book sino hacer lo que te dicta tu corazón. En mi familia, entre más íbamos leyendo y descubriendo cosas como BLW, motricidad libre, lactancia, más sentido y lógica se nos hacía. Jamás me esforcé a hacer algo pensando que sería mala mamá si no cumpliera con alguna de las características de la crianza con apego. Simplemente me dejaba guiar por mi instinto y no me dejaba influenciar por comentarios ajenos. De hecho, no es por qué no duermas con tu bebé, no le des pecho hasta indefinida edad, no lo portees que no crías con apego. Criar con apego es entender que su bebé es una persona, que tiene emociones, sentimientos y necesidades.

Dejar llorar a su bebé, gritarle, ignorarlo, no responder a sus necesidades de contacto no es criar con crianza con apego, no es malcriar, es violencia moral y psicológica. Lean este magnífico artículo sobre el tema. Dejar llorar a los bebes.

La crianza con apego, es un término creado por el pediatra William Sears (attachment parenting) el cual se basa en un fuerte vínculo emocional y físico entre los padres y el bebé desde el nacimiento.

Deja una Respuesta

x
  • ¿Este perfil es tuyo?

    claim a listing
    • Reclamar mi perfil

      Si este perfil es tuyo, no te preocupes. ¡Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo pronto!
  • X