Ser mamá soltera no es sinónimo de estar sola

Mi historia es poco común, pero eso no hace más fácil ni más difíciles las cosas, sólo provoca que la gente se preocupe y no por el hecho de ser mamá, si no por no tener una pareja.
En mi caso fue un embarazo no buscado, pero al momento de enterarme que estaba embarazada fue un bebé muy deseado, la parte más difícil era decirle al papá, ya que tanto en ese momento como ahora no somos una pareja pero si tenemos una relación de amistad de mas de 15 años. El miedo de dar la noticia es una mezcla de no saber cual será su reacción, con el miedo de perder a un amigo al que quiero tanto y por tantos años.
Después de darle la noticia, los primeros meses no fueron fáciles, ya que con una noticia tan grande llegan mil preocupaciones por segundo a la cabeza y en este caso nuestros planes de vida no se dirigían al mismo lugar. Hasta que descubrimos que entre tantos detalles teníamos un mismo interés y este era la felicidad del bebé.
Partiendo de este punto las cosas empezaron a resolverse poco a poco y manteniendo el cariño que nos hemos tenido por tantos años todo se fue facilitando. A diferencia de lo que dictan las reglas de la sociedad y el “que dirán”, para nosotros la solución más fácil y madura que pudimos tomar fue la de ser los papás de esta nena, pero no forzar las cosas entre nosotros, o sea, no casarnos, no vivir juntos ni tener una relación de pareja; lo cual no nos quita tener una relación de amigos, siempre respetando al otro en todos los sentidos y participando en todo lo relacionado con nuestra hija.
Esto para mi ha sido algo muy bueno en muchos casos, por ejemplo, tener a mi mejor amigo en todas las consultas de doctor, tener quien me lleve a comer waffles por que no sabe que hacer cuando me atacan las hormonas y no puedo parar de llorar, alguien que le de la cara a mi familia para decirles que no estoy sola (aún cuando algunos le voltean la cara el les regala una sonrisa).
Lo que quizá no es malo pero es complicado, es tener suegra cuando no tienes esposo ya que, claro, su interés es tenerme cerca y así poder tener a su nieta cerca. Otra complicación es tomar todas las decisiones entre dos, cosa que a veces es un apoyo y a veces sería más fácil hacerlo una sola.
En ocasiones es un poco extraño saber hasta dónde llega esta relación, “si me quiero ir de fin de semana, ¿le aviso?” “Hoy me quedo a dormir en casa de mi hermana, ¿le digo?”  Bueno y al final van saliendo detalles que se irán afinando con el tiempo.
Han sido ocho meses de una gran mezcla de sentimientos, algunos muy felices y más complicados pero al final creo que de eso se trata la maternidad, vivir en un cambio de emociones a lo largo de la vida.

De lo que si estoy segura es que tanto a mi como a su papá, esta nena nos va a enseñar muchas más cosas de las que nosotros intentaremos enseñarle a ella.
Que ganas de ya tenerla en mis brazos!

x
  • ¿Este perfil es tuyo?

    claim a listing
    • Reclamar mi perfil

      Si este perfil es tuyo, no te preocupes. ¡Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo pronto!
  • X