3 ejercicios mindfulness para practicar con niños sin salir de casa

“En el apuro de hoy, todos pensamos demasiado, buscamos demasiado, queremos demasiado y olvidamos la alegría de ser” (Eckhart Tolle).

El Mindfulness o la atención plena y consciente es nuestro estado inherente solo hay que practicarlo y hacer de él un hábito. Puede aumentar mucho nuestra calidad de vida, ayuda a desarrollar la autoconfianza, facilitar las relaciones con nuestro entorno y a sentirnos tranquilos y en paz.

Ya les compartiré en su momento, pero para mi es fundamental que mi hijo aprenda a estar en el presente. Su mente va al mil por hora y decidí adentrarme en la tema cuando teniendo apenas 4 años me dijo una noche que no podía dormir porque no podía apagar su mente. En ese momento fue cuando comencé a informarme, a tomar cursos y ahora es una práctica de todos los días.

Para los niños en general, es un poco complicado sentarlos en un zafu para meditar por largos periodos de tiempo y que estén conscientes de su respiración pero hay ejercicios muy bonitos y sencillos que pueden realizar en su casa.

Algunos de mis favoritos y con los que comenzamos a practicar son:

1 – Latidos – Duración 2 minutos

¿Qué necesitas?

Un tumbling, un mini tumbling o un mat de yoga.

¿Cómo hacerlo?

Descalzos, brinquen durante 60 segundos sin parar. Pasado ese tiempo, acuéstense en el mat o en alguna superficie plana y pongan sus manos sobre su corazón.

Cierren los ojos y solo pongan atención al ritmo de su corazón y su respiración, el ejercicio termina cuando su corazón tome el ritmo habitual.

2 – Rehilete – Duración de 3 a 5 minutos

¿Qué necesitas?

Un rehilete de colores, puedes comprar uno o hacerlo. Hay varias plantillas en Pinterest que puedes usar.

¿Cómo hacerlo?

Se sientan con las piernas cruzadas en posición cómoda y este ejercicio tiene que ver con sentir la respiración.

Toma el rehilete con ambas manos, inhala profundamente y exhala haciendo girar el rehilete. Obsérvalo hasta que baje la rapidez con la que gire y repite tantas veces que creas necesario o tu hijo pierda el interés.

3 – Atento al sonido- 1 minuto por cada año de la edad de tu hijo

¿Qué necesitas?

Una campana o algún instrumento de gran vibración como un cuenco tibetano (si no tienes puedes bajar la app Insight Timer que tiene varios sonidos de cuencos) y un mat de yoga.

Yo también necesito un antifaz de noche porque mi hijo hace trampa y abre los ojos jeje pero si no tienes puedes usar una mascada.

¿Cómo hacerlo?

Extiendan el mat de yoga y acuéstense, cierren los ojos.

Resuena la campana y repite cada vez que el sonido se apague por completo, si optaste por la app programa el sonido y el tiempo de acuerdo a la edad que tiene tu hijo. La idea es que se sumerjan en los sonidos y sólo se dejen llevar por este sin pensar en nada más.

Más de una vez se me ha quedado dormido si lo hacemos cerca de la hora de irse a dormir.

Si quieres una asesoría personalizada o asistir a mis cursos y talleres mándame un WhatsApp al 5591974282 o contáctame a través de mi perfil

x
  • ¿Este perfil es tuyo?

    claim a listing
    • Reclamar mi perfil

      Si este perfil es tuyo, no te preocupes. ¡Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo pronto!

  • X