10 trucos para evitar desgarros durante el parto

10 trucos para evitar desgarros durante el parto

 

 

Uno de las cosas que más miedo da cuando pensamos en el momento del parto, es desgarrarse. Creo que todas conocemos a una amiga a quien le fue muy mal y nos aterroriza vivir lo mismo. Hoy te voy a dar unos consejos para hacer lo posible para no desgarrarte.

 

¿Qué hacer antes del parto ?

  1. Conócete

En realidad, muy pocas conocemos nuestro periné. No creo que la maestra de anatomía de la secundaria haya pasado mucho tiempo en explicarnos qué era y cómo funciona. Expliquemos rapido: el periné es un conjunto de músculos y tejidos que tapizan la parte inferior de la pelvis. Estos músculos se encuentran entre el coxis y el pubis alrededor de la vulva y del ano. La parte superficial ayuda a sostener los órganos pélvicos y la parte posterior sujeta los mismos órganos y permite controlar los esfínteres. Para sentir estos músculos puedes intentar ir al baño y retener la orina. Este periné es el responsable de soltar o retener la orina.

También puedes realizarte masajes perineales en tu ultimo mes de embarazo. Te dejo esta liga en Ingles (se traduce facil en google) sobre las evidencias que existen sobre este tema. En realidad no hace mucha diferencia hacerte el masaje o no pero si te ayuda a visualizar tu cuerpo y tu bebé pasando por ahi.

2. posición cuclillas

Antes esta posición se usaba de forma diaria, las mujeres cocinaban, tejian, comían .. en esta posición. De hecho, en muchos países en desarrollo es la posición base. También si observas a los niños es así como se ponen en la mayoría de las veces. Me sorprende el número de mujeres en mis clases de preparación al parto que no tienen esta flexibilidad para sentarse así. Supongo que desde que existe las sillas ya nadie se pone así.  

La posición cuclillas tiene muchos beneficios:

  • es una posición de descanso (descansas mucho más que sentada en una silla)
  • trabajas los músculos de tus piernas
  • alivias dolores de espaldas
  • alivias dolores causados por hemorroides
  • preparas la apertura de la pelvis
  • flexibilizas y relajas tu periné
  • alivias la presión sobre el útero (menos riesgos de desgarre)

Entonces, trata de usar esta postura lo más posible durante tu embarazo. Si no logras poner tus pies planos en el piso usa libro o bloques de yoga hasta lograr mejorar poco a poco tu flexibilidad. También puedes sostenerte de una barra o rebozo colgado de una puerta por ejemplo.

3. Comer e hidratarse bien

Entre más sano está tu embarazo más facil será tu parto. Efectivamente al tener una higiene de vida sana, tu bebé podrá crecer bien, no será ni muy grande ni muy pequeño y si estás muy bien hidratada tus tejidos tendrán células llena de agua y podrán ser más flexibles.

Durante el parto – posiciones libres

4. Parto en agua

El parto en agua tiene muchas propiedades y una de ella es que reduce el riesgo de desgarre. Para no volver a escribir sobre el tema les dejo este articulo con los últimos estudios

5. Posiciones verticales

Las posiciones verticales son las posiciones que naturalmente adoptarán la mayoría de las mujeres si las dejamos libres de elegir. Hablamos más arriba de la posición cuclillas. Si la prácticas durante el embarazo y estás cómoda durante el parto usala. Si no, puedes estar de rodillas y manos, sentada en un banco maya, parada sosteniendote de un rebozo.

La posición vertical permite la mejor apertura de la pelvis e impide que te toquen en este momento. Esta claro que cuando estas en una postura así el médico no tiene acceso a tu periné y reducirá la probabilidad de que quiera intervenir ;).

6. Agarrarse de un rebozo/barra

Cuando nos agarramos de un rebozo al momento de pujar, hacemos que todos los otros órganos de nuestro cuerpo no hagan tanto peso sobre el periné, dejamos que trabaje únicamente el útero.

7. No pujar

Hemos crecido con la idea de que tenemos que pujar como loca para sacar a nuestro bebé. No es así. De hecho, las mujeres en estado de coma pueden perfectamente parir  a su bebé por vía vaginal gracias a las contracciones del útero para expulsar al bebé.

También cuando vemos películas o documentales las mujeres son alentadas y animadas a pujar según técnicas específicas en los tiempos que dice el médico.

Hay dos técnicas de pujos :

  1. Pujo dirigido donde la mujer escucha recomendación de cuando y como pujar y
  2. pujo espontáneo donde la mujer puja únicamente cuando siente ganas

Ya se ha demostrado que es mucho mejor escuchar tu cuerpo, y la sensación de pujo que por supuesto será mucho menos invasiva  y pujar como te dicta tu cuerpo. De esta hay menos probabilidad de pujar demás y desgarrarte.

Durante el parto – posicón ginecológica

 

Si por alguna razon debes de parir en posición ginecológica, es importante que hables con tu doctor de como será el momento del expulsivo.

8. evitar manos en la vagina

Esta técnica no es muy glamour de explicar y no creo que te cuenten estos detalles cuanto te platican de como fue el parto. Pero, pasa a menudo que cuando estás acostada y pujas como te dice el ginecólogo. Él introduce sus manos en tu vagina para abrir el espacio. Me ha tocado veces donde se ve toda la fuerza que usa para abrir y por supuesto hay mucho más riesgos de desgarrarse cuando se interviene de esta forma. Además las madres cuentan que luego sienten por día la sensación de tener las manos del ginecólogo en su vágina.

 

9. evitar kristeller

Kristeller o presión del fondo uterino es una técnica para evitar que el bebé vuelva a subir durante las contracciones  o según ciertos ginecólogos permite que salga más rápido el bebé (quien sabe porque siempre tienen prisa ?) según los estudios NO se ha comprobado beneficios para las madres y el bebé ni que esté más rápido el periodo expulsivo cuando usamos esta técnica. Al contrario, el doctor Lattus advierte en un estudio que la maniobra que analizamos puede ser muy peligrosa, ya que produce “desgarros en la madre y problemas en el feto”

 

10. técnica Hands on/maniobra de Rigten

Esta técnica fue inicialmente inventada para evitar desgarres de hecho. La idea era sostener con las manos el periné al momento del expulsivo. Pero con el paso del tiempo y los estudios, se sugiere no tocar para nada el periné de la mujer al momento del expulsivo.

Al final hay una tendencia en no intervenir en todo el proceso de trabajo de parto y parto para evitar desgarres o tener desgarre mínimos. Las técnicas de intervenciones para minimizar el riesgo (como hands on o el uso de compresa caliente sobre el periné) deben de dar lugar a una conversación previa con la mujer y ser usada según cada caso más no de rutina.

Deja una Respuesta

x
  • ¿Este perfil es tuyo?

    claim a listing
    • Reclamar mi perfil

      Si este perfil es tuyo, no te preocupes. ¡Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo pronto!
  • X