No lo cargues tanto, lo vas a acostumbrar a los brazos

¿Te suena conocida esta frase? A mí me la decían desde antes que naciera mi bebé cuando hablaba de portearla en un fular. En este artículo les voy a dar todas las herramientas para explicar a las personas que les han dicho/dicen/dirán eso, que su bebé no se va a acostumbrar a los brazos. (Si lo siguen diciendo después ya no les hagan caso 😉 ).

El mamífero humano nace inmaduro y necesita otros nueve meses para terminar su gestación. Hablamos de útero-gestación y extero-gestación. Esta última fase duraría hasta que el bebé fuera capaz de gatear, ósea moverse por sí solo. En realidad UN BEBÉ NO SE ACOSTUMBRA A LOS BRAZOS, LOS NECESITA. Y eso por varias razones:

  • SUPERVIVENCIA. Él bebe humano, pequeño mamífero no puede desplazarse al nacer ni durante los primeros meses de su vida. De los brazos de su madre depende su supervivencia. Al contrario, los otros mamíferos son capaces de moverse y correr si hay algún peligro segundos después del nacimiento.
  • SISTEMA INMUNOLÓGICO. El contacto con la madre y el padre permite al bebé recibir las bacterias y microbios necesarios al desarrollo de su sistema inmunitario, leer más.
  • NUTRICIÓN. El contacto con la piel de su madre permite un buen arranque de la lactancia. Cuando una madre tiene a su bebé en sus brazos sus niveles de oxitocina, hormona indispensable a la eyección de la leche, suben.
  • SALUD. Estar contra el pecho de su madre ayuda al bebé a regular su temperatura y su respiración. Reduce la muerte súbita. También se ha asociado enfermedades como eczema, asma, alergias cutáneas, con una falta de contacto. Hemos visto resultados de mejoras increíbles con los prematuros gracias al contacto piel con piel con la mamá.
  • DESARROLLO PSICÓLOGICO Y EMOCIONAL. Con bases sólidas del tacto el niño aprende lo que es la intimidad, la proximidad, la distancia, la autonomía y a ser seguro de sí mismo. Por lo tanto un niño privado de contacto físico de su madre puede resultar ser un niño que llora más, triste, hasta depresivo o agresivo. Al contrario, una madre demasiado protectora, encima de su hijo, no le permite experimentar la “sensación de ausencia” que es importante para la individualización.
  • IDENTIDAD. Para saber quién es, el bebé como individuo necesita saber que siente. Un estudio ha demostrado que la sensación de identidad procede de la sensación de contacto con el cuerpo.

¿Qué dice la ciencia?

Estudio de René Spitz, psichatra y psichanalista:

Durante hospitalización prolongada, la privación del contacto físico con la madre y la falta de estimulaciones pueden dejar al niño en un estado totalmente depresivo. Los trabajos de Spitz acerca de este tema desembocaron en algunos hospitales a la contratación de mujeres para abrazar, mimar, mecer a estos niños. Los resultados fueron increíbles.

Estudio Lowen, psicoterapeuta:

Lowen asoció una falta de experiencia táctil precoz con trastornos mentales como la esquizofrenia. Lowen demostró a través de este estudio que la sensación de identidad viene de la sensación de contacto con el cuerpo: para saber quiénes somos, el individuo debe saber lo que siente. Es precisamente lo que le hace falta al esquizofrénico quien pierde totalmente el contacto con su cuerpo a tal grado que ya no sabe quién es: ya no está en contacto con la realidad que se estructura a partir de las sensaciones del cuerpo.

Estudio de Rosenthal, psicólogo :

El Dr. Rosenthal ha demostrado que los niños padeciendo de eczema, en la mayoría de los casos, no habían recibido las estimulaciones cutáneas que necesitaban, como estar cargados, abrazados, mimados o besados. El eczema, por su forma y cuidado que necesita puede verse como un pedido de parte del niño a su mama, para incitarla a darle más contacto táctil. El niño, al rascarse, se está dando el contacto que no recibe de parte de su mamá.

Hoy en día, en su gran mayoría los bebes ya no están cargados como antes. Se debe a muchos factores: el regreso temprano de la mamá al trabajo, las falsas creencias acerca de una supesta mala costumbre, la invención y acceso a las carriolas desde el principio del siglo XIX, etc. Desde hace un poco más de un siglo, la tendencia está en alejarnos lo más posible de nuestro bebé. Ponerlo en un cuarto separado desde el nacimiento, ponerlo en una carriola, en un bambineto o columpio en la casa y todo eso…. ¡para no tenerlo en brazos!!! Todo está hecho para evitar ese contacto tan necesario, el babyphone, los tapetes de juegos para estimular, las guarderías para sociabilizar a nuestros bebés lo antes posible, etc. Las necesidades de los niños no han cambiado, son las mismas desde la aparición de la raza humana en el mundo. Somos nosotros quienes nos hemos alejado de lo esencial.

Nuestros hijos NO necesitan todo eso, no necesitan que hagamos tantos gastos en juguetes y materiales (lean el artículo del mejor papá del mundo). Solo necesitan nuestra presencia y un buen porta bebe ergonómico para poder gozar de nuestras dos manos y así evitar dolores de espalda. Un bebé en brazo se estimula solo, a su tiempo, viendo a la altura de su madre (o padre), las cosas que ella hace, participando a la vida de la familia de una manera consciente. Al mismo tiempo este bebé puede satisfacer todas sus otras necesidades y desarrollarse de la mejor manera tanto físicamente como emocionalmente.

Yo estoy convencida que eso es lo más natural, si una madre no escucha lo que le dice sus familiares y amigos, no le hace caso a todo el marketing alrededor de la maternidad y solo escucha su corazón y su instinto, esta madre, cargará a su hijo hasta que él pida bajarse de sus brazos para ir a explorar el mundo. Porque si hay algo seguro, es que ningún niño nace para ser dependiente de su madre toda la vida, tarde o temprano tus hijos se irán de tu casa a vivir su propia vida y en este momento, entonces, recordarás lo rico que era tener a tu hijo cerca de ti mientras lo necesitaban.

Cursos y talleres  | ¿ Quienes somos ? | Contacto
Tribu Materna  |  Copyright © 2016  | Todos los derechos reservados

Recommended Posts
Showing 4 comments
  • gloria fierro
    Responder

    This is true

  • Marion
    Responder

    claro

  • aideth
    Responder

    Hola me encanta leer tus artículos, me emociona saber que lo que leo es lo que hago siguiendo mis instintos, pues todo lo relacionado con esos temas me entusiasman bastante. Quería hacer una consulta o que me dieras algún artículo relacionado o testimonios de madres que se inclinan por la lactancia prolongada pues mi hijo tendrá 2 años en un mes y yo sigo dándole pecho y no me apena, sin embargo me siento mal cuando mi esposo y personas cercanas me etiquetan diciendo que hago mal, hasta el pediatra dice que eso no es bueno y me hace sentir ridícula con todas mis explicaciones, lo decepcionante es no encontrar a alguien que haga salir de esa idea errónea por lo menos a mi esposo para que me apoye; sus afirmaciones son que si no se lo dejo de dar nunca lo dejar á por el solo. Me parece patético ese comentario pero ya no soporto tanto hostigamiento por parte de todos, no quieto que lleguen a burlarse de mi hijo cuando lo ven tomar pecho porque yo lo hago porque lo amo y amo estar cerca de él de esa forma, espero me ayudes con algo. ..

    • Marion
      Responder

      Hola Ya viste el articulo sobre la lactancia después de los 6 meses?

Leave a Comment