¿Qué es el parto humanizado?

El parto humanizado es una forma de ser atendida durante el embarazo y parto por profesionales del la salud materna en la cual se respetan los procesos fisiológicos del cuerpo y usando la medicina y tecnología únicamente cuando es necesario.

Este tipo de atención se puede definir por lo siguiente:

  • Recibir una atención prenatal, durante el parto y post-natal, respetuosa donde la mujer sea la protagonista y responsable de su embarazo y parto.
  • Ser escuchada durante las consultas, el parto y el post así como apoyada en sus decisiones siempre y cuando su salud y la salud de su bebé lo permita.
  • Tener un parto donde la mujer no recibirá intervenciones que no requiere su cuerpo o su bebé (eso incluye las cesárea innecesarias, y todas las intervenciones que se suelen hacer de rutina en numeroso hospitales).
  • Poder estar acompañada por las personas que lo desee durante el parto.

El parto humanizado debería ser lo normal. Estar embarazada no es una enfermedad, parir no es un peligro para la mamá o el bebé en la gran mayoría de los partos. El 90% de los embarazos se desarrollan sin complicaciones y el 80% de los partos podrían darse de manera natural sin intervención alguna si la madre recibe la atención que necesita. Es un gran avance poder contar con las nuevas tecnología y la medicina moderna para los 20% de los casos que SI necesitan intervención ya sea cesárea, epidural, o cualquier otro tipo de ayuda de parte del equipo medico. Pero hoy, en México estamos muy lejos de estas cifras, y las intervenciones se hacen de manera rutinaria, sin ser necesarias, llevando a más complicaciones que ayuda para el proceso.

El parto humanizado es un parto fisiológico durante el cual se interviene solo si es necesario con el único objetivo de asegurar la salud de la madre y del bebé.

¿Qué no es el parto humanizado?

El parto humanizado no es sinónimo de parto natural, ni parto en agua. Es perfectamente posible vivir un parto totalmente respetado por cesárea o recibiendo bloqueo. A veces, (en un 20% de los casos) el cuerpo necesita una ayuda de parte de la tecnología ya sea una cesárea o cualquier otra intervención. El parto puede no ser natural pero sí que será respetado y humanizado.

El parto humanizado no es un parto natural donde se toma riesgos para la vida de la madre o del bebé. La idea no es tener un parto natural cueste lo que cueste.

sabías qué

Cuando una Doula te acompaña durante tu parto reduces un 50% de probabilidad de usar analgésico como la epidural
La Organización Mundial de la Salud (OMS)  recomienda no rebasar los 15% de nacimiento por cesárea
Las parteras son las profesionales más capacitadas para acompañar las mujeres en un embarazo y parto normal

Cursos y talleres  | ¿ Quienes somos ? | Contacto
Tribu Materna  |  Copyright © 2016  | Todos los derechos reservados